Lunes, 24 de mayo de 2010
Publicado por Last_Alexiel @ 21:59
Comentarios (2)  | Enviar
Hasta ahora todo va bastante bien. Después de unos días de no parar, revisé los pollos de ambos nios de forma individual para observarlos más de cerca. A parte de descubrir detalles muy agradables sobre colores, me encontré con algo muy extraño en el pollo de Artemisa más pequeño... Una de las patas parecía huir de la cadera y se quedaba estirada hacia adelante...


Podía colocarla correctamente pero al soltarla se le escapaba de nuevo a esa extraña posición.

 

Nunca había visto patas de rana en directo, y no sabía si esa pata tenía algo que ver con eso o no... Pues no iba hacia un lado, si no "disparada" hacia adelante. Cuando doblaba la pata se quedaba en correcta posición mientras el tobillo no se resbalase, así que hice lo mismo que si fuese un "patirranas".


No tenía esponjas ni similares, así que decidí usar otro método. Dos anillas y una cuerda para unirlas.

 


Así quedó el pobre. En las fotos muy bien, quietecito... Pero cómo se agitaba el jodío.

Esto lo hice ayer, y a día de hoy las anillas y la cuerda siguen en su sitio, el pollo es alimentado y sigue quejándose si lo manipulas, así que al menos de ayer a hoy todo correcto. No sé cuánto tiempo tiene que estar así, tendré que ponerme a indagar un poco más.


Comentarios
Publicado por Raroga
Martes, 25 de mayo de 2010 | 13:08
Yo creo que con una semanita igual le basta. De todas maneras a la semana o algo antes yo lo soltar?a y as? ves como va evolucionando. Si a?n lo ves mal le vuelves a atar unos d?as mas
Publicado por Unaiperis
Martes, 25 de mayo de 2010 | 23:46
Vaya, espero que no sea nada y se ponga bien prontito!!